VENTANA A LA VIDA

La idea de crear algunos relatos cortos me rondaba la mente desde hacía tiempo. Pero el tiempo… Tempus Fugit.

José Martínez, coordinador de “Escritores en su Tinta”, fue la chispa que prendió en mí la llama literaria del relato corto que os dejo a continuación. Todo empezó cuando compartió, con los escritores y seguidores del blog, que Onda Cero estaba abierta a la recepción de originales. Muchas gracias, tanto a José Martínez como a Maite Vilaseca (ambos de Onda Cero Elche), por compartir vuestra idea y por vuestro apoyo.

Sin más preámbulos, os dejo con el relato corto titulado “Ventana a la vida” (espero que os guste).

—————♧♧♧♧————-

Hacía décadas que el yeso de las viejas y gruesas paredes de aquel gran caserío había emprendido un viaje sin retorno de la mano de humedades y desconchones. Aquella morada, antaño tan viva como esplendorosa, había quedado definitivamente huérfana de emociones, de ilusiones y de sentimientos cuando Gedeón, su último y casi octogenario habitante, no pudo alcanzar la segunda década del siglo de los prodigios digitales por apenas un año.

La muerte nunca le había asustado. Aquella tarde de septiembre, sin saber muy bien por qué, la intuía demasiado cercana mientras se mecía apaciblemente en su mecedora y recordaba cómo, al unísono, sus dos hijos mellizos se despedían del hogar. Marina y Manuel partían a sus veinte años, tan esperanzados como temerosos, hacia la gran capital en los albores de su mítica movida, e iban a la búsqueda de la misma plata que, a principios de siglo, había llevado a sus bisabuelos a morar aquellas fértiles tierras jienenses de la ribera del Guadalquivir. Pero no fue el único recuerdo que Gedeón tuvo aquella tarde y lanzó un suspiro tras recordar los dieciséis primorosos tesoros de Marina asomados por aquella ventana: la misma por la que, años ha, sus ojos quedaron prendados de los mismos privilegios de su amada María. Antes de cerrar sus ojos para siempre, rogando reunirse con ella, Gedeón esbozó una última sonrisa mientras tarareaba el estribillo de aquella canción, Chica de ayer, que sus hijos adoraban y que no dejaban de poner en aquel radiocasete regalado con motivo de su primer reencuentro en vacaciones.

Hacía muchos años que Gedeón, Marina y Manuel lo habían planeado. Pero entonces, ni a Gedeón le acompañaban las fuerzas para emprenderlo, ni a sus hijos sus maltrechas vidas repletas de infortunio, desencuentros y desamores. Sin embargo, Gedeón les recordó lo esencial con su muerte: sólo tenemos una vida. Desde entonces todo fueron ideas, preparativos, esfuerzos y viajes para restaurar aquella ancestral morada y transformarla no sólo en la suya, sino en la de cualquier visitante que adorara la paz de la naturaleza más cuidada, más terapéutica, más libre…

Hoy es el día de la liberación. Por fin, ambos han vuelto a respirar la pureza del suave viento cuyo aire se impregna de pinos y carrascas, a sentir la necesidad de coexistir más estrechamente con la naturaleza y de ganársela como antaño, a disfrutar de la maravilla de cultivar un pequeño huerto y de cuidar de una pequeña granja, a gozar tanto de los baños en las frías pozas de los arroyos cercanos como de los paseos nocturnos bajo un cielo plagado de estrellas…

Hoy han vuelto a sentirse ilusionados de poder compartirlo todo y mucho más con sus primeros visitantes. Y quién sabe si entre ellos habrá alguien que se atreva a jugar con las flores de su jardín mientras que Marina o Manuel permanecen asomados por aquella ventana.

“Ventana a la vida”. Copyright Arturo Maciá Morant. Todos los derechos reservados por el autor y propietario del copyright.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s